HOMBRES BUENOS (Arturo Pérez-Reverte)

Hombres BuenosLa España que pudo ser y no fue y la que quiere ser y no la dejan.

Arturo Pérez-Reverte

He finalizado la lectura de la última novela de Arturo Pérez-Reverte. Como siempre digo, no puedo ser muy objetivo al valorar las obras de este autor, por lo que antes de iniciar la lectura de una sus novelas ya voy con la idea en mente de que seguro que me agradará.
He disfrutado, como suele ocurrir, de su lectura, aun así no creo que sea de las mejores novelas escritas por el autor cartagenero.
No voy a entrar en describir la historia que se cuenta: el encargo que reciben dos miembros de la Real Academia de la Lengua Española de realizar un viaje a París para conseguir una copia de l’Enciclopèdie de Diderot y D’alembert, con la finalidad última de traer las luces a España, país sumido en la oscuridad intelectual, en la incultura y en la falta de sentido crítico. Lo que supone el viaje de dos pioneros con la firme determinación de modernizar su país.
Los personajes que aparecen en la obra no dejan de ser en el fondo el medio que utiliza Pérez-Reverte para mostrar sus ideas sobre diferentes aspectos, no sólo sobre la historia de España, si no también sobre la idiosincrasia de los españoles, en comparación con su contraparte que en este caso está representada por un país como Francia. No en vano uno de los dos protagonistas de la novela, Pedro Zárate “El Almirante”, no deja de ser el mismo Pérez-Reverte, que utiliza a este personaje para expresar sus opiniones. Su compañero de viaje, Don Hermógenes Molina, es el contrapeso al Almirante, el que da pie a las conversaciones y da la réplica a sus disertaciones y que sirve de catalizador para tales reflexiones.
En cuanto al resto de los personajes; Manuel Higueruela y Justo Sánchez Terrón representan de nuevo a las dos Españas, las que se odiaban, quiero creer que esto ya pasó, y que a pesar de esta fanática animadversión se necesitan la una a la otra para justificar su existencia y sus actos. Entre estos dos extremos, ajenos a ellos y en el más profundo desconocimiento de la trama que estos dos personajes tejen para hacer fracasar la empresa encomendada a los dos académicos, y así impedir la llegada de la razón y las luces a España, amenaza para su propia existencia y para su poder de influir sobre la población, están los dos protagonistas principales.
Como siempre, y estando de nuevo reflejado todo el conocido universo revertiano, se encuentran influencias de los autores clásicos que son tan apreciados y reivindicados por parte del autor y de sus seguidores: Dumas, Conrad,… No en vano la parte final de la novela, al menos el momento decisivo y determinante que resuelve la trama, me recuerda enormemente (esto podría considerarse un spoiler) al final de la fantástica novela de Conrad, El Duelo (cuya película ya comenté aquí), lugares comunes.
Novela para disfrutar de su lectura, aprender parte de nuestra desconocida historia y una oportunidad para reflexionar, no sólo sobre tiempos pasados sino sobre acontecimientos que vivimos también en la actualidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ALIVE, Libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s