SOUNDS THAT CAN’T BE MADE (MARILLION)

marillion-sound-that-cant-be-madeCada nuevo disco de Marillion es una incógnita. La presentación de un nuevo trabajo de la banda siempre me provoca una temerosa duda sobre el enfoque con el que el grupo habrá planteado su composición. Dudo si Marillion se me presentará como el grupo que crea composiciones desafiantes, instrumentaciones enérgicas y preciosas melodías o el que crea divagaciones atmosféricas, ritmos pseudo-brit-pop, pasajes empalagosos y con esa imagen de “que-modernos-nos-hemos-vuelto”.  ¿Me ofrecerán una composición al estilo de Brave, Seasons End, Marbles o This Strange Engine? o por el contrario sufriré, muy a mi pesar, un Somewhere Else, un Radiation, un Anoraknophobia o un Happiness Is The Road (The Hard Shoulder). De la misma manera en que a veces ya no espero nada de Marillion deseo que presenten trabajos nuevos, por lo que mi relación con el grupo no sólo es de amor-odio sino que se acerca peligrosamente al masoquismo.

Después de escuchar Sounds That Can’t be Made he respirado tranquilo. El nuevo disco de Marillion entra dentro de la categoría de discos buenos de la banda.

El disco se inicia con la reivindicativa Gaza, composición con un inicio sorprendentemente potente y oscuro que me hizo pensar en la incorporación de Marillion a la nueva tendencia del progresivo, aunque luego va tomando matices más melódicos y tranquilos, con un Steve Rothery inspirado en la segunda mitad del tema. La segunda canción,  Sounds That Can’t be Made, que bien podría catalogarse como el single del disco, es un tema con una impresionante base de teclados de Mark Kelly adornados por la guitarra de Rothery, con un solo espléndido sobre el que cabalga la voz rota de Hogarth. Como no todo podía ser perfecto llega Pour My Love, composición insípida y que ciertamente desentona después de haber escuchado Sounds That Can’t Be Made  y antes de encarar la espléndida Power. Power es uno de los mejores temas del disco; sobre una sutil y efectiva base rítmica a cargo de Trewavas y Mosley se van alternando fragmentos melódicos y más contenidos con un estribillo muy sinfónico. Tras este aperitivo llegamos a otra de las joyas del disco, Montreal; tema con todos los ingredientes que se puede pedir a una composición progresiva: teclados y guitarras que crean una esplendida atmósfera que es acompañada por la voz hipnótica de Hogarth al inicio para posteriormente ir aumentando la intensidad, con una melodía que discurre sobre el bajo de Trewabas y que va saltando sobre diversos cambios de ritmo marca de la casa, hasta llegar a un final que supone uno de los mejores momentos del progresivo épico. Hacía tiempo que no escuchaba a Mark Kelly y Steve Rothery destacar en un tema sin ser simplemente unos creadores de atmósferas al servicio de Hogarth. Tras el éxtasis que supone Montreal, el disco continua con un tema más convencional y pegadizo, Invisible Ink. Siguiendo con los temas desengrasantes y tranquilos, aunque con los imprescindibles cambios de ritmo, llegamos a Lucky Man, uno de esos temas que reflejan el que es el lema de los actuales Marillion “Find a better way of life”; Trewavasy Mosley contundentes, Rothery genial y Kelly que queréis que os diga, no sé por qué pero en este tema me recuerda a Richard Wright. Para acabar todo disco de Rock Progresivo es necesario un tema épico y en este caso Marillion cierra este STCBM con la canción The Sky Above The Rain; sentimiento en la voz de Hogarth, precisión y maestría en el punteo de Rothery, placer en la atmósfera creada por Mark Kelly y contundencia en el ritmo de Trewavas y Mosley y con un final, como no, reflejo del mejor sinfonismo.

Un buen disco, recomendable incluso para los que todavía albergan ciertos prejuicios con los Marillion post-Fish.

Ahora habrá que ver como responden en directo.

Gobe: Montreal, 08:10, “Eket es en Mark Kelly”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ALIVE, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a SOUNDS THAT CAN’T BE MADE (MARILLION)

  1. Gobe dijo:

    Deberemos sincronizar nuestros relojes. El mío no marka lo mismo que el tuyo. Sin duda Rothery es grande, muy grande 🙂

  2. amkosen dijo:

    El minuto 08:10 de la canción Montreal, no del video adjunto. ¿Qué es eso de “marka”?

    • Gobe dijo:

      A eso me refiero, a la canción. Yo solo oigo una tonadilla de teclado simple pero efectiva. Pensaba que era un solo. La segunda parte de la canción está muy bien. Marka viene de la conjuncion de marcar y de Mark Kelly. Se supone que los dos conciertos de la semana que viene tendrán variaciones en los repertorios, por eso hay gente que ha comprado el bono para los 2 días. Bikini se les ha quedado pequeño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s