DREAM THEATER (Badalona, 24-10-09)

dream_theater

Estábamos, los días antes, con la duda de ir o no al “Progressive Nation 2009” que, a pesar del nombre, tenía la pinta de ser un festival heavy en toda regla. En un lado de la balanza estaba el hecho de si valía la pena aguantar tres grupos antes de poder escuchar a los Dream Theater, de si recortarían la duración de su actuación por el hecho de participar en un festival con otros grupos, de si se decantarían por un repertorio más metal que prog,…. Pero al final pesó el otro lado de la balanza y decidí ir, pero aunque el festival empezaba a las 18:00 no aparecí por ahí hasta las 20:00. Uniformado con una camiseta de los Pink Floyd para que no hubiera ninguna duda y no me confundieran con lo que no soy, cada uno debe situarse en el lugar que le corresponde, tomé asiento en las gradas e intenté prestar atención al concierto de Opeth, aunque a los 10 minutos ya estaba mirando al techo del pabellón del Joventut. Durante este repaso de los alrededores y de la gente, me pareció ver menos asistencia de público que en la gira de “Chaos in Motion”, a pesar de la mayor “oferta” de grupos o quizás a causa de ello. Después me enteré que en la gira americana del “progressive nation 2009” tocaron “Zappa plays Zappa” (un grupo en el que Dweezil Zappa interpreta temas de su padre). Una lástima que no se incluyera en la gira europea.

Al fin, cuando acabaron de tocar los o-pets, bajé a la arena, donde hay que estar y sonó de nuevo la banda sonora de “psicosis”; empezaba el concierto de los DT.

La actuación empezó con “A nightmare to remember” y “A rite of Passage”, potente inicio de concierto. Siguió con “Hollow years”, la baladita imprescindible, y el solo de teclados de Jordan Rudess (tocado con su gorro de mago, muy al estilo Rick Wakeman). Siguieron “Prophets of war”, “Sacrified sons”, “Dance of Eternity” (derroche instrumental) e “In the name of God” (fantástico solo de guitarra). Solo hubo un “encore”, “The Count of Tuscany”, aunque valió por todo el concierto.

La duración del concierto fue de 1 hora y 50 minutos, creo que más largo que el del día anterior en Madrid y con un repertorio diferente. La selección de los temas me gustó y la balanza se inclinó más del lado prog que del metal. Ellos estuvieron fantásticos, los 4 músicos están escalando posiciones en las respectivas categorías de instrumentos de mi top ten personal y como grupo sigo pensando lo mismo que escribí con ocasión de la gira de “Chaos in Motion”: Petrucci y Rudess hacen una pareja musical casi perfecta y Myung y Portnoy imprimen una gran potencia rítmica. Si algo hay que criticarles, a nivel musical, es su tendencia hacia el mal en el que han caído muchos de los grupos prog que es llevar el virtuosismo hacía la exageración, con lo que deja de ser virtuosismo y se convierte simplemente en virguería musical.

En resumen: “que bien nos lo pasemos”.

Os dejo unas fotillos, la calidad es virtud del fotógrafo. Fijaros en la batería de Portnoy, lo del doble bombo pasó a la historia.

  A nightmare to remember

 P1010007

 P1010006

 P1010005

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ALIVE, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s