NENIKAMEN

 marató mediterrani

Nenikamen, “hemos vencido”, es la palabra que pronunció Filipides para anunciar la victoria en la batalla de Maratón. Yo también puedo decir lo mismo, he acabado mi primer maratón con un tiempo de 4:04:12 (tiempo real). Me había fijado el propósito de no pasar de las 4 horas y aunque no lo he podido cumplir lo importante ha sido superar otro nuevo reto pudiendo añadir esta fantástica experiencia a mi pequeña colección de sensaciones. 

Voy a intentar recordar la carrera, aunque los tiempos y los quilometrajes no son del todo correctos.

Llegué a las 8 de la mañana al canal olímpic de Castelldefels. Parecía que el tiempo iba a ser bueno para correr; aunque soplaba un aire un poco molesto hacía fresquito y el cielo estaba ligeramente cubierto, perfecto. Después de embadurnarme bien los pies con vaselina (suerte que me puse vaselina, que si no…), los sobaquillos, las ingles y los pezoncillos me puse a calentar un poco: 10 minutos de trote, calentar articulaciones, unos estiramientos y unos sprints para acabar. Lo necesario para romper un poco a sudar y desentumecer las piernas. Me siento bien, estoy afilado, afilado.

Salida: Desde que se dio el pistoletazo hasta que crucé por la línea de salida pasaron alrededor de 3 minutos, de hecho mi tiempo oficial fue de 4:07:22. El que la salida fuera común para la carrera de 10 Km, la media maratón y la maratón hizo que se formara un buen embotellamiento y que en los primeros quilómetros no se pudiera ir a ritmo. El salir todos juntos fue un poco incomodo pero bastante bonito.

Km1. Lo paso a 5:50 aproximadamente. Estoy yendo por encima del tiempo de paso fijado que eran 5:40, pero no se puede ir más deprisa, hay mucha gente.

Km5. los paso 3 minutos por debajo del tiempo de paso fijado. Me asusto, estoy yendo demasiado deprisa, supongo que es debido al ritmo que están marcando la gente que tengo a mi alrededor, todos son gente de 10 Km y media maratón, ¿donde están los del dorsal rojo?.  Espero que después de pasar los 10 Km pueda juntarme con algún grupo que lleve mi ritmo. Me paro a mear detrás de un árbol.

Km 10,  55 min Sigo yendo por debajo del tiempo de paso. Me preocupa.

Km 12-13, La carretera empieza a clarear, la gente que corría los 10 Km ya llegó y quedamos en carrera los del dorsal azul y los del dorsal rojo. Me pongo a la par de un chaval que más o menos lleva mi ritmo, incluso un poco más rápido, parece que los dos nos encontramos cómodos. En los avituallamientos me retraso un poco pero no tardo en ponerme de nuevo a su altura. Cuando me retraso gira la cabeza para buscarme, creo que podemos colaborar un buen trecho del recorrido. No nos dirigimos la palabra en ningún momento pero nos entendemos.

Noto un pequeño calambre en el biceps crural de la pierna derecha. Me extraña porque es una cosa que nunca me había ocurrido corriendo; entendería que me pasara más adelante pero no ahora, no lo entiendo, lo atribuyo a los nervios. Se pasa.

Km 21, la media maratón. Sigo yendo por debajo del tiempo de paso.

Km 22-23 Alucino, nos cruzamos con el que va primero en la carrera. Solo le quedan unos 2 o 3 km para acabar y a mi todavía me queda la mitad. ¿¡Como se puede correr tan deprisa…!?

Km 25, No he pasado nunca de esta distancia, cada paso que de a partir de ahora es un paso hacía lo desconocido. Me pregunto si mi cuerpo responderá hasta el final. Mi compañero de viaje parece que tiene más fuelle que yo y se va.

Km 26-27, No se si es la pared (dicen que llega alrededor de los 30 Km) pero noto un bajón y aunque de respiración voy bien las piernas no responden de la misma manera. Empiezo a disminuir el ritmo.

Km 30, Vuelvo a buscar la referencia de otra persona. Comparto 4 o 5 Km con otro compañero pero no tarda en quedarse, no encuentro a nadie que lleve mi ritmo. También he dejado de fijarme en los tiempos de paso, no se si hago bien. 

Km 35, Paso por el penúltimo avituallamiento. Es la zona cero: gente parada bebiendo y comiendo, el suelo lleno de botellas de plástico, agua, vasos, esponjas, cascaras de naranja. Bebo medio vaso de Aquarius, como el cuarto de una naranja y me llevo un botellín de agua. Aunque tengo la tentación de pararme para poder rehidratarme más tranquilamente y darle una tregua a mis piernas, aprieto los dientes y sigo corriendo (corre, Forrest, corre).

Me adelanta un corredor y me planteo tomarlo como referencia hasta el final, voy haciendo el muelle con él. Cuando consigo ponerme a la par nos animamos mutuamente, si hemos llegado hasta aquí podemos llegar al final.

Km 39 (más o menos) por fin me dirijo hacia el canal olímpic donde está la meta y aquí llega uno de los peores momentos, hay que pasar por el puente que cruza la autovía que divide Castelldefels. La cuesta de subida, aunque corta,  se me hace muy dura, parece mil veces más empinada que las otras veces que la he pasado, aunque es peor la bajada. Encuentro a mi primer compañero de viaje andando, o le ha dado una pájara monumental o tiene problemas musculares, y le digo que se una a nosotros para así poder llegar hasta el final juntos. Parece que se anima y empieza a correr, aunque vuelve a pararse a los pocos metros, el tío va bastante tocado. 

Km 40, pienso que llegado a este punto ya no puedo fallar. Entro en el recinto del canal olímpic y aunque veo la meta a mi izquierda debo girar a la derecha y dar toda la vuelta al canal. Son los peores dos kilómetros de mi vida, a mi izquierda el agua, a mi derecha gente jugando a  golf y yo en el medio casi arrastrando los pies.

Km 42. Esto ya está. Alargo un poco la zancada e intento poner cara de sobrado. Voy a hacer los 195 m finales con cierta dignidad.

Km 42,195. NENIKAMEN. 4:04:12

Después de estirar un poco las piernas y darme un masaje voy, como puedo, a la “pasta party” y me zampo dos platos de macarrones, parece que entran bien (ya veremos como salen).

Intento valorar la jornada y que quede en mi mente hasta el ultimo detalle y la última sensación del día de hoy. Son las 13:45 y seguramente los que han corrido la carrera de 10 Km y la mayoría de los de la media ya están en su casa. A esta hora no hay demasiada gente por aquí, comparado con las personas que salimos esta mañana. Pero mirando a mi alrededor me doy cuenta de que he entrado en el selecto club de la gente que puede decir que ha corrido y ha acabado una maratón. Aunque he corrido carreras populares, triatlones y medias hoy verdaderamente me siento “corredor”.

 

20139

 

18-10-09b

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carreras, KICKING y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a NENIKAMEN

  1. david dijo:

    LA mejor lectura q he tenido en los ultimos meses.bravo, sigues siendo una inspiración para mi.D.

  2. KOSEN dijo:

    Gracias David. Sabes que tienes mucha "culpa" de mi buena condición física. Aprecio mucho tus consejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s