HAPPINESS IS THE ROAD (MARILLION)

hitr-album-cover

Para mi cada nuevo disco de Marillion es una sorpresa. El grupo me tiene acostumbrado a una de cal y dos de arena, aunque siempre que los he abandonado han sabido recuperarme con algún buen disco que me ha hecho mantener la confianza en ellos. Es por eso que para mi Marillion sigue teniendo crédito y supongo que por eso sigo intentado encontrar cosas positivas en su música.

En cuanto a su anterior disco, "Somewhere Else", me pareció bastante flojo, por no decir malo y este último no solo me parece mejor que el anterior si no que posiblemente sea uno de los discos que me reconcilien con el grupo. El disco sigue la línea "atmosférica" del "Marbles", uno de sus mejores trabajos, aunque en el caso del "Happines is the road" tiene poco gancho y no aporta nada destacable.

El grupo está eclipsado por Hogarth; Mark Kelly se limita a crear "ambiente" y aunque se oye una guitarra parece que Rothery no esté.  Happiness is the road es, sin necesidad, un disco doble; no llego a entender esta manía actual de hacer discos largos, con muchos temas y en este caso doble. Si nos fijamos en los grandes discos de los 70’s y 80’s cada cara del vinilo solía rondar los 20 minutos y en el caso de los discos dobles eran realmente trabajos "especiales".

El disco tiene buenas canciones: "Essence", "Liquidity", "Trap the spark", "A state of mind", "happiness is the road", "The man from the planet Marzipan" aunque curiosamente la mayoría de estas canciones están en el primer disco. Una de dos, o en el segundo disco han puesto las sobras o será que llego al segundo disco saturado y ya no le presto atención. Me da la sensación de que podrían haber hecho un buen disco en lugar de hacer dos discos flojos. Aun así me parece un buen trabajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ALIVE, Música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a HAPPINESS IS THE ROAD (MARILLION)

  1. Gobe dijo:

    Ye Ximo. Por fín he conseguido montármelo para escribirte desde el curro. Si dejas de escribir de "paos en el pombo" prometo escribirte más. Ya no puedo descargarme música desde el curro (me han cambiado el PC y algo han tocao los de informática), sino hasta me lo bajaba. Los Marillion de Hogarth son flojos pero es lo que hay. Parece ser que Fish tuvo un problema tumoral que luego resultó ser benigno. Andy Latimer se recupera de una enfermedad rara de esas. Anderson sigue convaleciente, Squire no se si se cayó de un arbol o las piernas no le aguantaron el peso pero se rompió la pata, Oldfield quiere retirarse. Ante ese panorama vamos a aceptar a Marillion como animal de compañía. GOBE

  2. Gobe dijo:

    ¿No querías arroz? Pues dos tazas!! Le he dado a Ana tu dirección del blog. Una razón más para dejar de dar ostias y hablar de música o de animalitos. Cuando acabe la promoción interna en la que estoy metido debemos quedar los 3 en BCN, en Reus o aquí, que hacen paellas mu buenas. Queriendo volver al pasado me compré el CD "Retro" del Wakeman. Pensaba encontrarme con el Wakeman épico volviendo con sus teclados de los 70. Los teclados son los mismos, pero creo que recupera los "malos" momentos de su discografía, que son bastantes. Es una opinión (Los puretas sinfónicos me caparán). Return To The Centre Of The Earth era buenísimo. Este flashback se ha quedado en la corteza terrestre.

  3. KOSEN dijo:

    Actualmente a las viejas glorias les puede más lo de viejas que lo de glorias. El panorama se pone oscuro, pero es que ya se están haciendo muy mayores, o se mueren o les da un achuchón o se les acaban las ideas. Lo de Oldfield es preocupante, dame más detalles. En relación con Wakeman, que quieres que te diga, en solitario siempre me ha parecido flojo y cansino, con los Yes es otra cosa. Nos tendremos que conformar con los hijos, con los grupos de tributo y con los nuevos grupos de progrock.

  4. Gobe dijo:

    Extraído de una entrevista en la prensa inglesa el año pasado: "Después del horrible verano del año pasado (2007), la estrella de Tubular Bells, Mike Oldfield, recupera la alegría en su soleada casa. Mike Oldfield, el místico músico que ha tenido sus momentos de tormento durante su carrera de treinta años como superventas, parece que al fin ha encontrado la paz interior. Sorbe su café y lía un cigarrillo mientras que observa la marina de Palma, en Mallorca, la isla que ha convertido en su residencia permanente.’Lo importante es ser capaz de vivir sin tener esa terrible obligación de trabajar’, dice el creador de Tubular Bells, el instrumental épico que asaltó las listas de ventas hace 35 años y que ha vendido desde entonces más de ocho millones de copias. ‘He pasado años en los estudios de grabación intentando crear algo perfecto, siempre presionado’, dice, describiendo el agotador trabajo de su último álbum, Music of the Spheres, que se lanzará en marzo. ‘Ya he tenido suficiente’." ¿Lo cumplirá?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s